Evita cometer estos errores al reclutar personal

Compartir

Existen empresas que subestiman la importancia de cuidar y mejorar el proceso de reclutamiento. Cuando esto sucede, solo se espera recibir contratar a perfiles de nivel medio o bajo, por lo que será difícil obtener postulantes de alto rendimiento.

De hecho, descuidar los procesos de contratación, fomentará a cometer más errores, que se irán reflejando en términos monetarios como en el ambiente de trabajo. Por esta valiosa razón, le queremos compartir en este video, algunos de los errores más comunes y que deberíamos de evitar a la hora de contratar.

 

1. Especular con cada perfil sin datos objetivos

No confíe en su instinto para evaluar y contratar personas. En el mundo laboral, confiar únicamente en nuestros presentimientos, puede ser un error costoso, ya que tendemos a dejarnos llevar por prejuicios y sesgos, que pueden complicar identificar a los perfiles más adecuados.

Al depender solo de nuestro instinto, corremos el riesgo de favorecer a candidatos que nos resulten más familiares o similares a nosotros mismos, en lugar de seleccionar a las personas con las habilidades y cualificaciones más adecuadas para el puesto.

 

2. No establecer una descripción de trabajo bien definida

Un error común que cometen los reclutadores, es no establecer una descripción de trabajo clara y detallada. Si no tienes una definición de lo que estás buscando en un candidato, será más difícil llegar al perfil idóneo para el puesto.

Si estableces una descripción que incluya las responsabilidades, habilidades y cualificaciones necesarias para el trabajo; como resultado, podrás tener mejores posibilidades de atraer perfiles que se asemejan al puesto.

 

3. Realizar preguntas al azar y sin planificación

Sin una estructura y un enfoque claro, las entrevistas pueden volverse caóticas y poco efectivas. Al hacer preguntas al azar, se corre el riesgo de no obtener información relevante, para evaluar bien a los perfiles.

Por lo tanto, es fundamental diseñar una lista de preguntas para las entrevistas de trabajo. Pero, deben ser preguntas que puedan brindar respuestas relevantes, y no preguntas capciosas, que solo proporcionan informaciones triviales.

 

4. No crear una prueba de trabajo para los perfiles

Por un lado, no es suficiente realizar preguntas en las entrevistas de trabajo, a menos que se combinen con otros métodos de evaluación. Una opción valiosa, es llevar a cabo una prueba o simulación de trabajo.

Este enfoque implica situar a los candidatos en un entorno laboral simulado o real, lo que nos brinda la oportunidad de evaluarlos de manera más objetiva. Este método se vuelve especialmente relevante, cuando nuestro objetivo es evitar contratar personal poco capacitado.

 

5. No realizar pruebas cognitivas

Se trata de un instrumento utilizado para evaluar y medir las capacidades mentales de una persona. Estas pruebas son diseñadas para analizar diversas áreas de la función cerebral. Ejemplo de ellas son la memoria, la atención, el razonamiento lógico y la percepción visual.

Dar uso de esta prueba con otros métodos de evaluación, ayudaría a descubrir deficiencias cognitivas, que pudieran afectar el rendimiento del trabajo.

 

6. Contratar a personas que no están conectadas a la misión y cultura de trabajo

En lo más profundo, el ser humano busca darle sentido a su trabajo. Cuando las personas conocen la misión de una organización, y que a su vez, logren sentirse conectadas a ella, el dinero pasará a segundo plano. Especialmente, cuando logran ver que están ayudando a otras personas, de modo que, el equipo de trabajo dará lo mejor de sí mismos.

Si esto no te convence, te invitamos a estudiar las revoluciones que la humanidad ha tenido. También las diversas religiones y organizaciones sin fines de lucro que existieron. Todas ellas con una misión en particular, que motivaron a sus miembros a actuar en armonía y esforzarse mucho más de lo esperado.

 

7. No grabar las entrevistas de trabajo

Al grabar las entrevistas, el equipo de reclutadores podrá revisar las respuestas de los candidatos con mayor detalle. Esto ayudaría a evaluar de forma precisa tanto como reducir el sesgo inconsciente de los entrevistadores. De hecho, también ayuda a descubrir patrones en las respuestas de los candidatos y así, ajustar sus criterios de selección de manera más eficiente.

 

8. No ofrecer sueldos y beneficios competitivos

Un sueldo bajo puede percibirse como una falta de valoración hacia el candidato y su experiencia. Esto puede desmotivar a profesionales calificados que esperan una compensación acorde a sus habilidades y logros. 

Por otro lado, ofrecer salarios mediocres tiende a atraer perfiles menos experimentados o calificados. Incluso puede dañar la imagen de la empresa, ya que los candidatos, pueden interpretarlo como una señal de que la organización no valora a sus empleados.

Si usted maneja un negocio con poco presupuesto, o que esté pasando por una mala racha, pero aún así, necesita personal de alto rendimiento, puede tratar de compensarlo con un ambiente de trabajo saludable, donde poco existen, hoy en día. 

 

9. No verificar las referencias del candidato

Es esencial obtener una perspectiva más amplia del perfil, al validar sus referencias y entablar conversaciones con personas que hayan trabajado con el postulante. Este proceso puede brindar información significativa acerca de su rendimiento y su habilidad, para colaborar de manera efectiva en equipos de trabajo.

 

10. No establecer claramente las expectativas y responsabilidades del trabajo

La falta de claridad respecto al empleo, puede dar lugar a conflictos entre el nuevo empleado y los supervisores, ya que cada parte puede tener una percepción diferente de lo que se debe hacer. Sin embargo, al definir todo desde el principio, puede ayudar a evitar malentendidos en el puesto. Cuando los empleados saben exactamente qué se espera de ellos, es más probable que puedan enfocarse en cumplir sus tareas con mayor eficacia.

 

¿Qué beneficios tengo al evitar estos errores al reclutar?

Sin duda sería no perder tiempo y dinero, en el proceso de contratación como en la capacitación del nuevo empleado. Por ello, contratar a la persona adecuada para el puesto, es de suma importancia, porque también traerá beneficios a la organización, tales como:

 

1. Mayor productividad: Los empleados que estén calificados y se ajusten a la cultura de la empresa, es más probable que tengan mejor rendimiento, ayudando al éxito del negocio.

2. Alta retención de empleados: Contratar a empleados que conecten con la misión de la compañía, puede reducir la rotación de personal y mejorar la estabilidad del equipo.

3. Buen servicio al cliente: Al reclutar a empleados que estén calificados, es más probable que ofrezcan un servicio de alta calidad. De modo que, puede mejorar la experiencia de los clientes y aumentar la reputación de la empresa en el mercado.

💡Artículos relacionados
cómo crear una misión visión y valores

Cómo crear una misión visión y valores que conecte

En este artículo, te guiaremos paso a paso para desarrollar una declaración de misión, visión y valores que inspire y

Cómo reclutar y retener al personal en tu empresa

  Reclutar y retener personal en un mercado laboral altamente competitivo, se ha vuelto cada vez más difícil y complicado.

Equipo con una cultura de trabajo positiva

¿Qué es una cultura de trabajo y cómo impacta a tu equipo?

En este artículo, exploraremos todo sobre la cultura de trabajo y cómo puedes desarrollarla para inspirar a tu equipo. Desde

Cómo hacer que tus empleados se pongan la camiseta en tu empresa

Cómo hacer que tus empleados se pongan la camiseta

¿Alguna vez has deseado que tus empleados se sintieran tan comprometidos con tu empresa como tú mismo? ¿Te preguntas cómo

Por qué los títulos universitarios no valen tanto como antes

¿Por qué los títulos universitarios no valen tanto como antes?

En la era moderna, la percepción sobre la relevancia de los títulos universitarios ha experimentado cambios significativos. Exploraremos las razones

Reclutar menos personal y pagar mas

¿Por qué reclutar menos personal y pagar más?

En el cambiante panorama laboral actual, las empresas se enfrentan a la creciente competencia por el talento. La estrategia de

¿Qué te pareció este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *