38 preguntas de entrevistas de trabajo que usan los reclutadores

Compartir

Es normal sentirse nervioso por las preguntas que te harían en una entrevista de trabajo, especialmente cuando necesitas un empleo. Pero, la cosa se complica más si no te preparas, ya que mayor será el riesgo de dar una mala impresión al reclutador o de hacer una mala negociación. 

Dada la importancia de organizarse y alistarse ante una entrevista de trabajo, queremos compartirte 38 posibles preguntas que pudieran utilizar los empleadores. Por cada pregunta, intentaremos explicarte sobre los motivos detrás que tienen, para el propio reclutador.

Antes de iniciar, tenemos que comentar, que las preguntas de entrevistas de trabajo presentadas en este contenido, deben ser tomadas como referencias y no como algo absoluto, por la razón de que cada empresa tendrá diferentes formas de evaluar a un candidato.

 

Sección 1: Preguntas de entrevistas de trabajo generales

A continuación, vamos a comentarte algunas de las preguntas básicas, que están enfocadas para conocer los siguientes aspectos:

 

En primer lugar, la  trayectoria laboral

Segundo, las expectativas

Tercero, las motivaciones

Cuarto, los estilos de trabajo

Quinto y último, el valor diferencial ante otros candidatos

 

Teniendo en cuenta todo lo anterior, empecemos con la primera pregunta.

 

Pregunta número 1. ¿Podrías contarme sobre ti y tu trayectoria laboral?

Los reclutadores utilizan esta pregunta para conocerte abiertamente y obtener una primera impresión de ti. Es importante responder con una breve descripción de tu formación y los puestos que has ocupado.

 

Pregunta número 2. ¿Por qué deseas este trabajo?

Con esta pregunta buscan descubrir, si eres una persona que sólo está enfocado en los beneficios económicos o si eres alguien que tiene intenciones de crecer en el puesto y aportar valor a la empresa.

 

Pregunta número 3. ¿Qué sabes de nuestra compañía?

Si le hacen esta clase de pregunta, es por que el reclutador desea evaluar su nivel de interés por la empresa, es decir, verificar si usted ha hecho su tarea de investigación.

 

Pregunta número 4. ¿Qué sabes de esta industria?

Esto ayudaría un poco, conocer tu nivel de conocimiento que manejas sobre el sector al cuál ellos se dedican como empresa. Para responder esta pregunta, dependerá plenamente de tus investigaciones y la experiencia que puedas tener en el mercado.

 

Pregunta número 5. ¿Qué cree que cambiará en nuestra industria en los próximos años?

Esta pregunta está relacionada a la anterior y busca conocer si estás al tanto en las posibles tendencias del mercado al que se dedican.

 

Pregunta número 6. ¿Qué tipo de cultura laboral te gusta más?

El reclutador busca conocer la filosofía que tienes respecto al trabajo y a su vez, descubrir si eres compatible con el ambiente laboral que tienen en su organización.

 

Pregunta número 7. ¿Cómo te gustaría trabajar? ¿Remoto, híbrido o presencial?

Los reclutadores podrán conocer tu estilo de trabajo preferido, el nivel de adaptación y las flexibilidades que pudieran tener contigo.

 

Pregunta número 8. ¿Cuál es tu empresa ideal?

Acá conocerán qué tipo de marcas o compañías con las cuales te sientas identificado para trabajar. Esto les ayudaría a verificar si eres compatible con su ambiente de trabajo.

 

Pregunta número 9. ¿Por qué deberíamos contratarte?

La respuesta a esta pregunta determinará si eres un candidato que ofrece algo diferente ante los demás postulantes. Aquí tendrás que saber venderte y hacerles saber del por qué deberían reclutarte, a pesar de que tengan otras opciones.

Una de las cosas que los empleadores desean reducir, es el riesgo de la rotación personal. Puedes usar eso a tu favor.

 

Pregunta número 10. ¿En qué eres diferente a otros candidatos?

Esta pregunta es similar a la anterior, pero de forma directa sobre qué cosas de valor vas a ofrecerles y qué estarían perdiendo, si no deciden contratarte. En esta pregunta, tendrás que comentar cómo tus habilidades y experiencia ayudarán a que la empresa alcance sus objetivos comerciales.

 

Pregunta número 11. ¿Qué salario o sueldo esperas ganar?

Existe una forma de responder esta pregunta, sin perjudicar tanto tus posibilidades de negociación, usando una táctica que comparte el ex negociador del FBI, Chris Voss, por medio de su libro llamado “Rompe la barrera del no”. Para prepararnos, debemos realizar las siguientes acciones:

 

  • Investigar sobre los salarios mínimos y máximos que existen en el país, según el puesto de trabajo.

 

  • Vas a definir el precio mínimo que aspiras a ganar.

 

  • Después, con el precio mínimo, procedes a aumentar un 65% de su valor y desde ahí, podrás elaborar varias ofertas que se irán reduciendo poco a poco, hasta llegar al valor mínimo que definiste. Esto te ayudará a prepararte para el regateo.

 

Ejemplo, digamos que quieres ganar como mínimo US$625.76, procedes obtener el 65%, que como resultado serían $406.74, luego sumamos este valor con la cifra original, dando un total de US$1032.50. A partir de ahí, crearas varias ofertas hasta llegar al valor original anterior. Puedes usar un porcentaje diferente para adaptarlas a tus necesidades y establecer un punto de partida para regatear.

 

  • Elaborar una respuesta donde primero le orientas al empleador, sobre lo mínimo y máximo que se gana en el mercado laboral, sobre el puesto de trabajo. En este paso, no debes indicarle tú primera oferta, sólo es hablar de tus investigaciones, para motivar al empleador a decir su primera cifra.

 

  • Y último paso, vas a regatear las ofertas pero no cedas rápido. Cada vez que vas a reducir tu precio, debes indicarle al empleador las razones del porque serías un estupendo candidato y hacerles muchas preguntas sobre cómo podrían llegar a un mejor acuerdo.

 

Nota clave: Cuando definas tu precio mínimo y las demás ofertas, recomendamos establecer los números con decimales. Esto ayudará a reflejar de que hiciste un profundo análisis, para llegar a esas cifras.

Por otro lado, si ocurre la situación de tener que bajar tu oferta, debes reflejar que te estás esforzando y analizando, para que el empleador sienta que está logrando conseguir una mejor propuesta. Aunque en realidad lo estás llevando al precio mínimo que aspiras a ganar.

 

Pregunta número 12. ¿Cuál es tu historial salarial?

Utilizan esta pregunta para descubrir los salarios que has recibido y tener una referencia sobre lo que estarías dispuesto a aceptar.

Debes tener mucho cuidado con este tipo de pregunta, debido a que es una trampa para sacarte información. Una forma de rebotar esta pregunta de manera educada y decir no, sin expresarlo de forma directa, sería hacer el uso de una pregunta calibrada, empleando un tono amable, que invite a la reciprocidad. Ejemplo de este tipo de preguntas:

 

  • Disculpa, ¿de qué manera pudiera colaborar sin compartir esa información personal?

 

  • Perdona, ¿Cómo podría ser de utilidad está información para el proceso de selección?

 

  • Lo siento, ¿Qué alternativas existen para continuar sin compartir este dato confidencial?

 

Según Chris Voss, ex negociador del FBI, expresa en su libro, nombrado “Rompe la barrera del no”, qué utilizar las preguntas calibradas ayudan a comunicar un “NO”, sin usarlo de manera directa y a la vez, evitar que la contraparte se ponga a la defensiva. De hecho, invita a tu contraparte a ayudarte a buscar otra solución o rebotar un tema, del que no quisieras responder.

Sin embargo, cuando vayamos a emplear una pregunta calibrada, debemos tener cuidado de usar el “Por qué”, ya que este tipo de pregunta cuestiona más los motivos de la contraparte y se sienta en una posición defensiva, mientras que usar el «CÓMO» o el «QUÉ», ayudan a bajar la guardia y crear una conexión de reciprocidad mutua.

 

Pregunta número 13. ¿Qué te gusta hacer fuera del trabajo?

La respuesta a esta pregunta permitirá a los entrevistadores que estilo de vida llevas y saber más qué tipo de persona eres, por medio de los hábitos que tienes.

 

Pregunta número 14. ¿Cuál es el último libro que leíste?

Acá se podrá determinar si eres una persona que se mantiene mejorando su dialecto con la lectura. Cuando una persona lee, es porque tiene motivos para seguir creciendo de forma profesional como en lo personal. Sin embargo, si quieres iniciar un hábito de lectura, lo ideal es buscar libros sobre cosas que te interesen y no leer cosas, solo por leer.

 

Pregunta número 15. ¿Por qué elegiste tu carrera?

Con esta pregunta descubrirán si has escogido la profesión por pasión o por dinero. El motivo de esto, es que una persona que hace algo que realmente le gusta, tendrá más posibilidades para hacer frente a los obstáculos y de entregar un trabajo de alta calidad.

 

Pregunta número 16. ¿Estás dispuesto a mudarte?

Esto suele ser utilizado para personas que viven en otro país o ciudad. Esta clase de preguntas, solo busca medir el nivel de interés que tienes por el puesto de trabajo.

 

Pregunta número 17. ¿Tienes planes de tener hijos pronto?

Algunos reclutadores, probablemente harían este tipo de preguntas, por los siguientes motivos, que quizás no podremos afirmar en totalidad, debido a que, cada empleador tiene diferentes formas de evaluar:

 

  • Desean contratar a alguien que no tenga tantos compromisos económicos, para ofrecerle un sueldo más bajo.

 

  • Es probable que desee descubrir si el candidato podrá cumplir con sus compromisos familiares, sin recurrir a solicitar un aumento inmediatamente.

 

Pregunta número 18. ¿Tienes alguna pregunta para nosotros?

Es importante recordar que una entrevista de trabajo, es una negociación. Por lo que tienes el derecho de solicitar información al reclutador sobre la empresa. Sin embargo, no solo centres las preguntas en base a los beneficios que podrás ganar. 

Una de las formas para mejorar tus posibilidades en una entrevista de trabajo, es preocuparte sobre lo que busca resolver el empleador, pero para saberlo, es necesario preguntar para tener claridad y reflejar interés.

 

Sección 2: Preguntas de entrevistas de trabajo para conocer tus fortalezas y debilidades

Ahora hablaremos sobre esta clase de preguntas, que ponen nervioso a ciertos postulantes, pero que permiten a los reclutadores tener una idea sobre tus actitudes y habilidades sociales, para descubrir como probablemente vayas a interactuar en el trabajo diario.

 

Pregunta número 19. ¿Cuáles son tus fortalezas?

Expresarte en lo que eres bueno, es decir, tus áreas fuertes. Permitirán a los reclutadores evaluar si tienes las actitudes y habilidades para desempeñar el puesto de trabajo.

Te aconsejamos no intentar inventar fortalezas que no tengas, porque este tipo de pregunta ayudaría al empleador, comprobar si eres la persona indicada para el puesto de trabajo. Si mientes, tarde o temprano lo descubrirán cuando te pongan a prueba durante la evaluación.

 

Pregunta número 20. ¿Cuáles son tus debilidades?

No tengas miedo de decir tus debilidades al empleador, esto ayudará a evaluar si el puesto es adecuado o no para ti. Así te ahorrará dolores de cabeza tanto como al reclutador. Para explicarnos mejor, las personas se contratan y se colocan en posiciones donde puedan ser más compatibles, en base a sus fortalezas y debilidades.

Decir tus debilidades, no es ser débil. Más bien, es reconocer que eres alguien con defectos como cualquier otra persona.

 

Pregunta número 21. Si estuvieras en un almuerzo de negocios y pides una taza de café sin azúcar, pero al entregarlo fue todo lo contrario ¿qué harías?

Si analizamos bien esta pregunta, en el fondo es una analogía o situación que se presenta en el trabajo, cuando ocurre un error. El objetivo de esto, es analizar por medio de la respuesta, si eres una persona tolerante a los errores, especialmente, cuando el puesto de trabajo requiere de liderar personas.

 

Pregunta número 22. ¿Cómo establecerías la confianza con un equipo de trabajo?

Este tipo de pregunta, más bien busca tener una idea sobre tu nivel de habilidades sociales dentro del trabajo.

 

Pregunta número 23. ¿Cómo podrías trabajar con alguien que sabe menos que tú?

Los reclutadores querrán conocer por medio de esta pregunta; el nivel de liderazgo, empatía y tolerancia que puedas tener con un compañero de trabajo.

 

Pregunta número 24. ¿Con qué tipo de personalidad trabajas mejor y por qué?

La personalidad es un elemento clave que influye en la toma de decisiones, por lo que quizás, los gestores de talento humano deseen conocer tu personalidad laboral y así, determinar si eres adecuado para el puesto. Es importante reflexionar ante esta pregunta y responder con total sinceridad, porque es posible que el puesto no sea el adecuado para ti y así te ahorras un dolor de cabeza.

Si no te convence lo que te decimos aquí, vamos hablarte sobre cómo las personalidades juegan un factor importante:

Primero, tenemos a los analíticos, que tienden a trabajar en puestos que requieren mucha atención al detalle. Los puedes encontrar en puestos cómo en contabilidad, informática y análisis de datos. Son muy perfeccionistas y procuran no asumir muchos riesgos, antes de evaluar una decisión.

En segundo lugar, podremos encontrar a los extrovertidos, que usan sus habilidades sociales para manejar y liderar personas. Se les encuentra muy a menudo en áreas de administración, servicio al cliente o ventas. Este tipo de persona a menudo son abiertas a las conversaciones.

Tercero y último, donde tendremos a los introvertidos. Esta clase de personalidad tiene mucha intuición y creatividad. Suelen estar trabajando en puestos que requieran innovación constante, cómo es el marketing, la música y el diseño gráfico. A veces suelen ser algo tímidos o reservados, pero tienen un gran potencial cómo cualquier otra persona.

 

Esta información se debe considerar como referencias, debido a que cada persona, desde nuestra perspectiva, podría evolucionar su personalidad a lo largo del tiempo.

 

Pregunta número 25. ¿Has podido lograr algo más allá de lo normal en tu trabajo?

Es posible que con esta pregunta de trabajo, los reclutadores deseen saber si eres alguien que sale de su zona de confort o si eres el tipo de persona que busca otras formas de alcanzar mejores resultados.

 

Pregunta número 26. ¿Puedes describir una ocasión en la que cometiste un error en el trabajo? ¿Cómo reaccionaste?

Los reclutadores buscan con esta clase de pregunta, es conocer si eres una persona que es capaz de afrontar los fracasos y persistir para lograr el objetivo. Existe una forma de responder, por medio de los siguientes pasos:

 

En primer lugar, comenta sobre un error que no le haya costado mucho a la empresa, pero que te ha dado dificultades para trabajar.

 

Segundo, explica cómo ha ocurrido el problema y los obstáculos que te ha generado en tu actividad laboral.

 

Tercero y último paso, describe cómo lo solucionaste y qué aprendiste de ese error.

 

Una nota muy importante es que al responder esta pregunta, no debes jamás responsabilizar o culpar a alguien sobre tu error, ya que de lo contrario vas a transmitir que eres una persona que no afronta sus problemas.

 

Pregunta número 27. ¿Alguna vez has trabajado con alguien que no hizo su parte? ¿Cómo lo manejaste?

Creemos con certeza que esta pregunta ayuda a los reclutadores, conocer tu nivel de asertividad y responsabilidad para afrontar los problemas que suelen aparecer en el trabajo, por la razón de que, liderar o trabajar con personas bajo tu supervisión, implica mucho autocontrol emocional.

De hecho, esto permitirá a los empleadores identificar si eres una persona que busca soluciones constructivas, para entregar el trabajo de manera responsable y cumplir tu palabra como profesional, sin tener que apegarse a las excusas por un compañero de tu equipo.

 

Pregunta número 28. Háblame de un momento en el que tuviste que dar una retroalimentación difícil a alguien. ¿Cómo lo manejaste?

Cuando los empleadores realizan una clase de pregunta como esta, querrán conocer si serás un compañero que comunica críticas constructivas, sin implicar ofender a los colaboradores de la empresa y que como resultado, les motive mejorar más en sus actividades.

 

Pregunta número 29. Si yo fuera su supervisor y le pidiera que hiciera algo con lo que no está de acuerdo, ¿Qué haría?

Es probable que el reclutador quiera conocer tus creencias ante lo ético y moral. Sin embargo, esta puede ser un arma de doble filo, debido a que no es muy específica, es decir, no se sabe si el supervisor está solicitando algo que está dentro de lo correcto o no. Por lo que al responder esta pregunta, es recomendable plantear los dos puntos de vista.

 

Pregunta número 30. Si descubrieras que la empresa está haciendo algo ilegal, ¿Qué harías?

Al ser más específica esta pregunta a diferencia de la anterior, podremos indicar que los reclutadores buscan saber sobre qué pasos y decisiones tomarías, para combatir la corrupción dentro de la organización.

 

Pregunta número 31. Describa cómo manejaría una situación si tuviera que terminar varias tareas al final del día y no hubiera forma concebible de terminarlas

Con esta clase de pregunta, el departamento de recursos humanos, podrá tener una idea, sobre qué cosas tendrías en cuenta, para organizarte e intentar tratar de entregar los trabajos a tiempo. Incluso podrían querer saber si utilizarías alguna herramienta o método que te permita conocer tus límites.

 

Pregunta número 32. ¿Qué piensas de tu jefe y tu trabajo anterior?

Los reclutadores quieren conocer más de tu carácter y el nivel de profesionalidad que tienes, por lo que con esta pregunta, dependiendo el tipo de respuesta, harás relucir aspectos positivos o negativos sobre tu personalidad.

Lo que recomendamos es evitar enfocarte en hablar mal de tu último trabajo, jefe o compañeros. Sin embargo, tampoco significa que debas mentir, puedes decir sobre ciertos aspectos que te hubiera gustado que mejoraran, pero, moderando las palabras y los tonos.

Si necesitas más ayuda sobre esta pregunta, te invitamos leer este contenido publicado en este sitio web:

¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo? Así debes responder

 

Pregunta número 33. Si tuvieras la posibilidad de ser un animal, ¿Cuál serías?

Esta pregunta no le brinda sentido quizás al candidato, pero sí a los reclutadores. Cuando una persona se identifica con un animal, es porque refleja ciertos aspectos de su personalidad.

 

Sección 3: Preguntas de entrevistas de trabajo orientadas a tu profesión y al puesto

En las entrevistas de trabajo aparecerán preguntas relacionadas directamente al puesto. En la mayoría de los casos, son preguntas que sabrías a primera mano debido a tu profesión, aunque, es importante estar informado sobre las nuevas tendencias de tu carrera y de la industria de la cuál se dedica la empresa.

 

Pregunta número 34. Cuéntame ¿Cómo solucionó el problema X como profesional en su carrera?

Es una pregunta enfocada para conocer tus habilidades técnicas y analizar tu nivel de capacidad ante los conflictos que se presenten en el puesto.

 

Pregunta número 35. ¿Puedes indicarme a qué me refiero cuando digo esta palabra?

Un reclutador necesita comprobar el conocimiento que tienes sobre tu profesión y las experiencias adquiridas. Por lo que es probable, que utilice conceptos o términos que se suelen usar en el puesto de trabajo.

 

Pregunta número 36. ¿Cuáles crees que sean las habilidades más importante para ejercer en este puesto?

Esta pregunta le ayuda al entrevistador descubrir si eres una persona, que conoce lo que se requiere para desempeñar bien el trabajo. Dependiendo de tu respuesta, podrá reflejar puntos positivos o negativos en tu entrevista laboral.

 

Pregunta número 37. ¿Qué técnicas y herramientas utilizas para realizar tu trabajo de la forma más productiva posible?

Las empresas necesitan obtener un buen rendimiento, por lo que los reclutadores se fijan si eres un profesional que buscará maneras de hacer un mismo trabajo, de la manera más eficiente y sin perder la calidad.

 

Pregunta número 38. Cuéntame sobre tu experiencia con el sistema X

Dependiendo del tipo de programa que te comenten, sea si es de facturación o contable, con esta pregunta van a conocer si tienes un buen manejo sobre la aplicación.

 

En conclusión sobre estas preguntas de entrevistas de trabajo

Las empresas necesitan conocerte antes de contratarte, por lo que usarán preguntas para indagar sobre ti y así, reducir el riesgo de que no encajes con su cultura empresarial o con el puesto de trabajo. Si te sientes incómodo cuando un empleador te hace muchas preguntas, trata de ponerte en sus zapatos. Contratar es una responsabilidad grande, ya que implica buscar a la persona correcta para el puesto correcto, de lo contrario, habrán muchas pérdidas monetarias.

Es por ello, que es importante ser honestos y profesionales ante las preguntas que te hagan, con la finalidad de prevenir este tipo de situación en ambas partes, decimos ambas partes, por que es posible que las expectativas que tenías con relación al puesto, fuesen contradictorias a la realidad y sientas decepción.

Finalmente, es importante recalcar, que las preguntas anteriores que se han mostrado, son sólo referencias o ejemplos que te ayudarán a prepararte mejor ante una entrevista de trabajo y así aumentar las posibilidades.

💡Artículos relacionados

¿Qué hacer si los empleos piden experiencia y no tengo?

Todos los que salen de la escuela o de la universidad, tendrán que superar la etapa de ser rechazado por

¿Por qué no me llaman de ningún trabajo?

¿Por qué no me llaman de ningún trabajo? Es una de las preguntas más frecuentes que se hacen los candidatos,

10 cosas a evitar con reclutadores de empleos

Buscar y aplicar a una vacante es una tarea que conlleva esfuerzo y paciencia, sobre todo creatividad para hacerte notar

7 consejos para tener una entrevista de trabajo

Me imagino lo frustrante y estresante que te sientes al enviar tantos correos electrónicos a diferentes vacantes, y sobre todo

10 tips para mejorar mi imagen profesional ante los reclutadores

¿Por qué mejorar mi imagen profesional es clave para encontrar trabajo? Existe un refrán que dice “cómo te ven, te

Consejos para buscar y conseguir empleo

Buscar empleo puede ser un proceso desafiante, especialmente en tiempos de crisis económica, donde habrá más personas desempleadas y compitiendo

¿Qué te pareció este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *